Noticias Selmaq

Alimentos para comer en verano y durante los meses de calor

Alimentos para comer en verano y durante los meses de calor

Durante los meses de verano y también durante la primavera suele hacer mucho calor y podemos deshidratarnos. Es beneficioso saber cuáles son los alimentos que podemos consumir en días calurosos para favorecer a la hidratación de nuestro cuerpo y mantenernos con energía sin ingerir tantas calorías que no son tan necesarias en verano ya que aumentan el calor en el cuerpo.

Algo muy importante a tener en cuenta es realizar las cuatro comidas diarias en las que las dos primeras, el desayuno y almuerzo deben ser completos y la merienda y cena algo más livianas. Para el desayuno un exprimido de naranjas acompañado de cereales es mucho mejor opción que un café con leche y medialunas.

En todo caso, la mejor opción de alimentos que podemos consumir los días de calor agobiante son las frutas frescas, los cereales, las carnes blancas y los vegetales.

La naturaleza es sabia por eso es que nos proporciona de mayor variedad de vegetales y frutas durante el verano.

A continuación te detallamos los beneficios de comer ciertos alimentos durante los meses del año más calurosos.

Frutas:

Las frutas, aparte de contener gran cantidad de líquidos, tienen vitaminas, minerales y fibras entre otros componentes beneficiosos y resultan ser extremadamente refrescantes e hidratantes. Debido a sus colores vivos, al consumirlas, recibimos pigmentos que poseen acción antioxidante lo que ayuda a prevenir algunas enfermedades como ser el cáncer y a que el sistema inmunitario se mantenga en buenas condiciones

La sandía es la fruta por excelencia en los días calurosos ya que posee más de un 90% de agua y aún mejor es que tiene muy pocas calorías por lo que se puede comer sin culpa. Y para que resulte aún más refrescante, se la puede mantener en la heladera.

Además el melón tiene un alto contenido de agua y vitamina E y es beneficioso para prevenir ciertas enfermedades como edema y gota.

Carnes blancas:

El pescado, preferentemente el de mar, se digiere de forma rápida, es fuente de omega 3 que es una grasa saludable que ayuda a nuestro bienestar corporal general y principalmente a la función cardíaca y cerebral.

Puede comerse tanto sea fresco o en conserva, pero hay que recordar que siempre es mucho mejor el alimento fresco.

Si las carnes blancas no te gustan, la clave es comer carnes rojas con un mínimo contenido de grasa.

Vegetales:

Los vegetales que ingerimos contienen fibra, que ayudan al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo y además, son la principal fuente de vitamina A y C y también aportan minerales y agua, entre un 90 y 96 %. Por lo que son imprescindibles para evitar la deshidratación.

Los vegetales junto con las verduras a su vez, por tener antioxidantes, previenen enfermedades cardiovasculares. Ambos se deben lavar muy bien para quitar todo tipo de toxinas provenientes de los insecticidas y desinfectantes. En el caso de las verduras se recomienda cocinarlas con su cáscara para que conserven todas sus propiedades beneficiosas.