Noticias Selmaq

Alimentos ricos en calcio. Lácteos y no lácteos

Alimentos ricos en calcio. Lácteos y no lácteos

Es importante incorporar calcio diariamente, pero existen muchas personas que no son tolerantes a la lactosa. Si es tu caso, o si querés ingerir calcio incorporando otras fuentes alimenticias, hoy vamos a compartir información sobre la importancia del calcio y una lista de alimentos no lácteos que aportan calcio.

Si vamos a hablar del calcio, es importante mencionar que es un mineral cuya función es mantener sanos los dientes y huesos de nuestro organismo. Se trata de un componente importante que necesitamos incorporar a nuestras dietas.  

¿Para qué sirve el calcio? 

El calcio es el mineral que se encuentra en mayor cantidad en nuestro cuerpo. Encontramos calcio en dientes y huesos, pero también en la sangre, tejidos, líquidos y hasta en las neuronas.

Si nuestro cuerpo posee el nivel de calcio adecuado, entonces es posible prevenir, o aportar ayuda para prevenir la enfermedad en la que se debilitan los huesos denominada osteoporosis.

Se necesita calcio para la coagulación de la sangre así como también participa el calcio en la contracción muscular y la transmisión del impulso nervioso.

¿Qué alimentos son ricos en calcio?

Todos los alimentos lácteos como el yogur, la manteca, la leche y el queso como el roquefort o gruyere, por ejemplo, aportan calcio a nuestro cuerpo.

Pero no son los únicos que cuentan con este beneficioso mineral.  


¿Cuáles son los alimentos no lácteos ricos en calcio? 

A pesar de que la leche y el yogur sean lácteos que aportan más cantidad de calcio, también existen distintas opciones de alimentos no lácteos que son ricos en calcio. 

Ciertos pescados como el salmón, anchoas y sardina y algunos maricos tales como los langostinos, mejillones y el pulpo aportan calcio a nuestro cuerpo. 

Las leguminosas son otra gran fuente de calcio por ejemplo los garbanzos, las chauchas verdes y las legumbres aportan una importante cantidad de este mineral. 

La soja es un alimento destacado para la ingesta diaria de calcio ya que es una de las legumbres que aporta mayor cantidad de este mineral. Una buena alternativa si queremos apartar la leche de vaca, es preparar leche de soja . Otra opción es el tofu que se encuentra elaborado con soja, es muy bajo en calorías y otorga gran cantidad de calcio.

Si te gustan las almendras estás de suerte, ya que además de incorporar pocas calorías, muchas proteínas, grasas buenas, fibras y vitaminas, entre otros, también ofrece un porcentaje de calcio. Tanto las almendras como otros frutos secos, aportan energía y contribuyen a la incorporación de calcio, así como también lo hacen las avellanas y pistachos y en una proporción un tanto menor las nueces, pasas de uvas, dátiles e higos secos.

Algunas frutas muy ricas en este nutriente son por ejemplo el kiwi, las frutillas y frambuesas, ciruelas e higos.

La yema del huevo también contiene calcio y lo mismo ocurre con ciertas semillas como las semillas de sésamo, lino o de chía. Estos productos se recomiendan mucho si lo que uno busca es incorporar este mineral tan importante.

Como puedes ver, entonces, mas allá de la leche y el yogur, por suerte contamos con muchos alimentos que son fuente de calcio. Te invitamos a que puedas incorporarlo variando la alimentación.