Noticias Selmaq

¿Qué vitaminas son beneficiosas y cuáles son perjudiciales?

¿Qué vitaminas son beneficiosas y cuáles son perjudiciales?

Se dice que todo en exceso es malo, incluso las vitaminas, muchas veces no somos conscientes de que nuestra ingesta diaria de vitaminas es suficiente y tenemos la tendencia a ingerir suplementos vitamínicos haciendo que haya un exceso de ciertas vitaminas lo cual puede ser perjudicial para la salud.

Sin embargo, la dieta diaria de algunas personas puede tener insuficiencia de vitaminas y por eso recurren a suplementos, esto suele ser común en las grandes ciudades donde el ritmo de vida es tan acelerado que la gente opta por comer alimentos altamente procesados pero que permiten ahorrar tiempo, estos alimentos han perdido gran parte de sus nutrientes en los procesos a los que han sido sometidos.

Si quieres conocer más sobre cuáles son las vitaminas beneficiosas y cuáles son las perjudiciales, continúa leyendo este artículo y así podrás tener una mejor idea de los efectos que pueden tener en tu organismo.

No es que unas vitaminas sean buenas y otras vitaminas perjudiciales, el riesgo más bien se encuentra en la cantidad que se consume y en algunos otros factores, tanto la falta como el exceso son malos, y aquí te decimos en qué podrían dañar tu cuerpo.

Entre las vitaminas beneficiosas y las que no lo son

En el caso de la vitamina D, que es la que se encarga de hacer que el calcio pueda ser absorbido y aprovechado para mantener los huesos sanos, debido a que no se encuentra presente en muchos alimentos sino que es adquirida gracias a la exposición al sol puede ser recomendable consumir suplementos de esta vitamina, sobre todo durante el invierno que es cuando pudiera existir una carencia de ésta.

Por otro lado, los antioxidantes como la vitamina C, A y E, son esenciales para el buen funcionamiento del organismo, entre sus propiedades se encuentra la de ser anticancerígeno, pero algunos estudios recientes han descubierto que las personas que fuman, en específico los hombres, al consumir estas vitaminas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer pulmonar, por lo que en este caso esas buenas vitaminas son consideradas vitaminas perjudiciales.

Todo en exceso es malo, también las vitaminas.

Cómo se comentaba anteriormente, el exceso puede traer consecuencias malas, tal es el caso de la vitamina C, la cual puede provocar padecimientos de cálculos renales si el consumo supera los 2000 miligramos, además siempre será mucho mejor consumir la vitamina C directamente de alimentos frescos como la naranja, la fresa o el kiwi, en vez de a través de fármacos.

De igual manera, la vitamina E, la cual es considerada excelente para prevenir el desarrollo de células cancerígenas, según los estudios que se han llevado a cabo, en realidad se sugiere que puede incluso incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. De hecho, un estudio que se realizó en el 2005 dio como resultado que consumir vitamina E en grandes cantidades puede causar la muerte, por esta razón se recomienda mejor consumirlo directamente de alimentos como las espinacas.

Las vitaminas beneficiosas pueden ser consumidas mejor a través de los alimentos, y esto será mucho más sano que tratar de «compensar» con químicos comprimidos, pastillas que a la larga van a traer más daño que beneficio.